El arquero uruguayo atajó un penal. Jonathan Herrera y Alan Velasco, de penal, marcaron para el Rojo. Thaciano y Luiz Otávio igualaron para los brasileños. El plantel argentino quedó varado en el aeropuerto. Además, jugó sin DT (dirigió el entrenador de arqueros) y con una delegación reducida

En medio de una situación confusa y escandalosa, Independiente empató 2-2 a Bahía de Brasil en el Estadio Roberto Santos de San Salvador de Bahía por la tercera fecha del Grupo B de la Copa Sudamericana, donde lidera El Rojo y el punto que se llevó de Brasil fue en gran medida por la actuación de su arquero, Sebastián Sosa. El partido comenzó a jugarse bajo una fuerte lluvia.

Al minuto los locales ya tuvieron la primera que obligó a la tapada del arquero Sebastián Sosa. Bahía tuvo una mayor tenencia de la pelota en el primer cuarto de hora. Aunque luego el equipo visitante empezó a posicionarse en el campo rival.

A los 27, Lucas Romero tuvo una clara para Independiente con un remate de media distancia que se fue cerca del travesaño.

Seis minutos más tarde Sosa volvió a intervenir y ser clave para evitar la ventaja de los brasileños. El arquero uruguayo le tapó el remate de Gilberto. A los 36, otra vez el mencionado delantero remató cruzado, pero el guardameta del Rojo se quedó con la pelota y ya se convirtió en la figura del elenco de Avellaneda.

Hasta que a los 41 minutos Alan Velasco generó la falta en el área, se la cometieron y el árbitro sancionó penal. Jonathan Herrera fue el encargado de rematar desde los doce pasos y abrió el marcador a favor del Rojo. El atacante llegó a cinco tantos en la competición y está arriba en la tabla de goleadores del certamen.

En el segundo tiempo la lluvia siguió la cancha se complicó. Se tornó muy pesada y la pelota no rodó con normalidad. Se llenó de charcos y se hizo muy difícil el juego.

En el amanecer del complemento Independiente tomó la iniciativa y fue a los cinco minutos cuando Braian Martínez fue derribado en el área y Roberto Tobar volvió a marcar la pena máxima. Fue el turno de Velasco que capitalizó el 2-0.

Sin embargo, Bahía fue a buscar el descuento y lo encontró a los 12 minutos luego de un tiro desde afuera del área de Rodriguinho que llegó a tocar Sosa, luego pegó en el palo y el rebote le quedó a Thaciano que pudo vencer al arquero de Independiente.

Con el correr de los minutos el estado del campo de juego se siguió dificultando por la cantidad de agua que cayó. El desgaste de los jugadores es extremo y se hace complicado trasladar la pelota.

Pasaron los minutos y los visitantes les costó aguantar el resultado. A falta de ocho minutos llegó la igualdad a la salida de un tiro de esquina y Luiz Otávio marcó de cabeza.

Al minuto siguiente Sosa cometió un penal, aunque él mismo se ocupó de ser el héroe de la noche brasileña ya que le atajó el tiro a Gilberto.

El cotejo terminó igualado e Independiente se llevó un punto de oro que le permite mantener la punta de su grupo en la Copa Sudamericana, algo clave ya que sólo avanzará a los octavos de final los ganadores de cada zona.

También tuvo un sabor a victoria para el equipo de Avellaneda por todo lo que pasó en la noche del lunes cuando el plantel quedó varado en el aeropuerto local.