La Fiscal Andrea Vázquez dió a conocer que diferentes organismos del Estado tuvieron conocimiento de situaciones de violencia que sufrían la victima y su hija pero le dieron fecha para entrevistarla tres meses después. “La Justicia llegó tarde”. Para ese entonces Alcalá había asesinado a Lorena Piedras.

Durante la Jornada de este Lunes se escucharon los alegatos finales en el juicio por el femicidio de Lorena Piedras.

La Fiscal Andrea Vpazquez señaló que en esta causa no hubo respuestas adecuadas por parte de los diversos operadores del Estado, que deben intervenir en los casos de violencia de género.

y recordó que el 17 de marzo de 2019, la adolescente fue encontrada por la policía, de madrugada, y caminando al costado de la ruta.

Desde ese momento tomaron conocimiento de la situación los operadores de:  Comisaría de La Mujer, Servicio de Protección de Derechos de la Municipalidad y el Juzgado de Familia. Allí, el Equipo Técnico Interdisciplinario (E.T.I) le dio fecha de entrevistas a las víctimas para el 10 de junio. 

Alcalá asesinó a Lorena Piedra e intentó matar a su hija, un mes antes del encuentro programado.

El abogado defensor de Alcalá Gustavo Oyarzun también coincidió con la representante del Ministerio Público Fiscal, respecto de la situación de vulnerabilidad que atravesaba la víctima.

y También afirmó que es responsabilidad del Estado las tareas de prevenir, investigar y sancionar la violencia contra la mujer.

En este sentido, propuso al tribunal que se notifique formalmente de la sentencia al Procurador General Jorge Miquelarena, a los fines de que evalúe si existió una situación de omisión de deberes del funcionario público.

El femicidio de Lorena Piedra

El 10 de mayo de 2019, Samuel Alcalá se encontraba junto a su pareja Lorena Piedras, y su hija de dieciséis años. El grupo familiar residía en un complejo de departamentos ubicado en el barrio “Parque Patagonia”.

Según los investigadores, en esa ocasión  a las 20:15, la adolescente comenzó a discutir con su padrastro, Samuel Alcalá. En este contexto, Lorena Piedras defendió a su hija.  Ante ello, la reacción del acusado fue golpear a la menor.

En tanto, Lorena Piedras mantuvo la posición de defender de su hija. La respuesta de Alcalá fue tomar un arma blanca y apuñalar a la mujer. Asimismo, se informó que la adolescente fue agredida nuevamente por el acusado.

Finalmente, la menor logró escapar de su casa. Al salir al exterior de la vivienda, pidió auxilio a sus vecinos y a un móvil policial que pasaba por el lugar.