Diagramamos un esquema preventivo de seguridad en las escuelas de la provincia

137

La Policía Comunitaria trabajará en el terreno evitar hechos vandálicos

Este lunes, los ministros de Seguridad, Leonardo Das Neves y de Educación, Florencia Perata, se reunieron en pos de diagramar un esquema preventivo en las Escuelas, puntualmente en las que han tenido hechos vandálicos en las últimas semanas. Por ello, se trabajará en conjunto con Policía Comunitaria en terreno.

El encuentro se desarrolló en la Jefatura de la Policía del Chubut donde participaron además los subsecretarios de Seguridad Informática e Inteligencia Criminal, Bárbara Barros, y de Seguridad, Rodolfo Costilla; el subjefe de la Policía, Luis Cayupil y el director de seguridad, Cristian Sartor.

Al término del encuentro, el ministro Leonardo Das Neves, informó que “la idea es hablar de los hechos vandálicos ocurridos en algunas escuelas, fundamentalmente en Trelew, y armar un plan de protección en estas escuelas. La preocupación del Gobernador Arcioni es que las clases comiencen a tiempo, y que todas estas cosas no lo demoren. Es decir que se continúe trabajando en infraestructura, se reparen las escuelas, y evitar los hechos vandálicos que demoran toda la planificación, por eso vemos con buen tino realizar una reunión de trabajo con la Ministra de Educación y el Subjefe de Policía, y así establecer algunas medidas preventivas en algunos establecimientos que en reiteradas oportunidades han tenido hechos de vandalismos, y terminar con esto de alguna vez por todas”.

“Hay barrios de la ciudad que son bastante complejos, y uno no quiere estigmatizar, pero sí vamos a trabajar y ya hemos instruido para que se trabaje fuertemente con la Policía Comunitaria. La Ministra de Educación nos ha pedido que incorporemos más policía comunitaria en los lugares, porque en los trabajos que se han realizado se ha logrado un entendimiento con estos chicos involucrados”, explicó Leonardo Das Neves.

Al mismo tiempo, el Ministro de Seguridad expresó que “vamos a trabajar fuertemente con las tareas preventivas que tiene que ver con consignas y rondines y con las tareas persuasivas que lo vamos a hacer con la Policía Comunitaria” y añadió que “estuvimos haciendo recorridas en toda la provincia, pero los hechos concretos son de público conocimiento que fueron los ocurridos en la Escuela Nº 787, que en reiteradas veces se han reparado y sigue siendo víctima de vandalismo, por eso estamos armando todo un sistema de protección y prevención de seguridad en este lugar y en distintas escuelas de la provincia para comenzar el ciclo lectivo de la mejor manera”.

“Estamos trabajando en la seguridad de todos los establecimientos educativos, pero también como las asociaciones vecinales, hoy hemos hecho un plan específico para Escuelas que no son hechos mayores, que son vandálicos pero a veces no son ni robos, solo destruyen la institución, ingresan, rompen y nada más, pero generan daños y demoras. El hecho es tener presencia y constancia permanentemente en terreno, de cara a la gente, con una policía hiperactiva y cerca de la gente”, completó el funcionario provincial.

Trabajo con la comunidad

A su turno, la Ministra  Perata remarcó que lo preocupante es tener que apelar a la policía para cuidar las escuelas. “Nosotros estamos convencidos en la necesidad de trabajar y acompañar a la comunidad, al barrio. Vamos a trabajar junto a ellos en la cuestión preventiva. Porque si bien tuvimos este episodio en la Nº 787 también ocurrieron situaciones semejantes en las escuelas N° 793, 744  y 781. Nuestro objetivo, más allá de contar con la presencia de la policía, reitero es trabajar con la comunidad en la prevención y el cuidado de los edificios escolares, entendiendo que los mayores perjudicados son los propios vecinos del barrio. La comunidad de chicos necesita tener trayectorias escolares que se sostengan en el tiempo y cumplir con los 190 días de clases”, manifestó.

Asimismo, Perata indicó que la mayoría de las escuelas siguen teniendo viviendas oficiales que ocupa personal auxiliar. “En el caso particular de la Escuela N° 787 era la vivienda que tenía un policía que realizaba tareas en el barrio. Luego de su traslado, la casa quedó desocupada y fue vandalizada al punto de quedar inhabitable, así que trabajamos para reparar también la vivienda y que el ministerio de seguridad cuente con un lugar para que el personal tenga presencia diaria”.